El PCE en Cuenca Muestra su apoyo a la plantilla de Correos

Desde el núcleo del PCE en Cuenca mostramos nuestro apoyo y compromiso con la plantilla de Correos y con Correos como empresa pública, única garantía de respeto a las condiciones laborales y calidad en el servicio.

Llevamos muchos años de recortes y expolio de todo lo público por parte de los diferentes Gobiernos del PPSOE, en los últimos 10, la plantilla de Correos ha perdido casi un 25% de trabajadores y trabajadoras (de 67.661 personas a las 51.205 que había en 2017) y va acumulando cada vez más déficit. En el caso de C-LM en los últimos 8 años se han perdido 480 puestos y ahora están en peligro otros 330 más. Pretenden deshacerse de personal fijo con unas condiciones laborales mejorables, pero con derechos ganados a lo largo de los años, por nuevos puestos eventuales y con unas condiciones mucho peores que las actuales.
Es curioso que desde el poder se esté planteando una edad de jubilación cada vez mayor, pero cuando interesa no ponen ningún problema en prejubilar a la gente que les supone un perjuicio económico.

Para dar una solución efectiva y satisfactoria para la clase trabajadora en su conjunto, hay que ir a la raíz del problema. Una vez más, este expolio no es casualidad. Viene propiciado por el modelo neoliberal que se nos está imponiendo a pasos agigantados, respondiendo a la incesante búsqueda del capital de nuevos mercados para seguir aumentando su sed infinita de beneficios.

En el año 2011 se decidió acabar con el monopolio estatal de servicio postal, anteriormente ya se había liberalizado el sector de la paquetería, permitiendo la aparición de nuevas empresas y poniendo en el punto de mira la privatización de Correos.
El modelo es claro, como se está haciendo en tantos otros sectores, se centra en dos aspectos básicos:
– Las empresas privadas, sólo participan en la parte que es más rentable, paquetería y reparto postal en grandes ciudades, dejando que la empresa pública preste el servicio allá donde es menos rentable.
– Además, la otra forma de ser más competitivas y obtener mayor rentabilidad que Correos, es tener peores condiciones laborales, menores salarios y mayor carga de trabajo.

Con esto, se ha conseguido que existan cada vez más empresas privadas, con sus consiguientes accionistas lucrándose con el servicio postal y de paquetería, a cambio de pérdidas en Correos, sustitución de los 10.000 puestos de trabajo que había en la empresa pública por otros peores en empresas privadas y dejando que Correos cada vez presente peores resultados al haberla relegado al nicho de mercado menos rentable, lo que deja el caldo de cultivo perfecto a una futura privatización (acaba de hacerse público un informe que pidió Correos y que apuesta por su privatización) y un empeoramiento de las condiciones laborales para la actual y futura plantilla.

Por tanto, debemos preguntarnos si realmente es necesario que haya cada vez más empresas, con peores condiciones laborales tanto para sus plantillas como para la de Correos, en un sector que es perfectamente rentable y presta un servicio necesario que podría asumir una única empresa. A lo que hay que añadir el coste medioambiental que supone realizar rutas duplicadas con vehículos distintos (uno por empresa de reparto) para entregar un paquete en la misma zona y el abandono del medio rural, con cada vez menos medios para atender sus necesidades al desaparecer puestos de trabajo que fijan población en los lugares más necesitados de gente. Todo ello solamente por satisfacer los deseos de una élite empresarial que quiere tener la “libertad” que le otorga la desregulación y el libre mercado de poder montar una empresa de reparto de paquetería y servicio postal.

Nuestra respuesta es clara y rotunda, esa falsa libertad empresarial son beneficios para unos pocos y miseria y esclavitud para la mayoría, por lo que desde el núcleo del PCE en Cuenca abogamos por la regulación del sector, el fortalecimiento de Correos como única empresa que preste los servicios, una mejora de las condiciones laborales, el aumento del presupuesto y nuevas convocatorias de empleo digno y de calidad por parte de la empresa pública, donde puedan entrar nuevas personas y reubicarse las y los trabajadores que actualmente están sufriendo las condiciones laborales y el acoso de las empresas privadas que compiten deslealmente con Correos.

Correos debe ser el ejemplo que abra el camino hacia el retorno del tejido económico a manos públicas.

PCE Castilla La Mancha Partido Comunista de España