EL PCE CONTINÚA CON LA CAMPAÑA CONTRA LAS CASAS DE APUESTAS EN NUESTROS BARRIOS.

Desde 2008  ha habido un considerable aumento de casas de puestas en los municipios de Toledo, ubicándose principalmente en barrios obreros. Estos nuevos negocios proliferan a nuestro alrededor, ya que no existe ninguna legislación vigente que limite su ubicación o regule la publicidad que constantemente sale en los medios de comunicación.

La falta de control de acceso y los bonos que ofertan estos locales (bebidas gratis, determinado saldo gratuito…) ha dado como resultado la afluencia masiva de jóvenes a este nuevo modelo de ocio y tiempo libre que realmente esconde la problemática de la adicción al juego.

Ángel de Cabo, responsable de comunicación del PCE la Sagra, explica que “podemos decir que estas casas de apuestas han dirigido su publicidad a los jóvenes, ya que son un colectivo de precariedad y con pocas expectativas de conseguir una estabilidad laboral.” Añadiendo que “ellos creen que las apuestas son la manera más rápida de conseguir dinero y poder tener un futuro conforme a las reglas del sistema capitalista”.

En esta misma línea, Daniel Mayoral, secretario político del PCE Toledo, afirma que “es necesario que exista una regulación legislativa para frenar este grave problema social que lo único que consigue es arruinar la vida de muchos jóvenes.”

Desde el PCE continuarán con la campaña que comenzaron el año pasado y realizaran actos informativos, con el objetivo de frenar la expansión de las casas de apuestas. Para ello, proponen nuevas ordenanzas en los Ayuntamientos que limiten su implantación, creación de alternativas de ocio y tiempo libre para la juventud y que a nivel estatal se prohíba la publicidad de estos tipos de juegos de azar.