Comunicado del PCE en Ciudad Real sobre el ERE de H&M

Ciudad Real, 10 de mayo de 2021.

Desde el Comité local del PCE en Ciudad Real manifestamos todo nuestro apoyo y solidaridad con las trabajadoras y trabajadores de H&M ante el ERTE que afectará a 1.066 personas de 94 tiendas en toda España (más del 20% de su plantilla) así como también al cierre de 30 establecimientos en todo el país y a la modificación «sustancial» de las condiciones de trabajo.

La dirección de la empresa multinacional H&M ha justificado esta medida draconiana contra sus trabajadores alegando que se encuentran en un proceso de transformación y reorganización a nivel mundial a causa de los cambios de consumo producidos durante la pandemia del COVID-19. Entre estos cambios se encuentra potenciar la integración de las tiendas físicas y las ‘online’ debido al constante crecimiento del canal online.

Pero todo esto no son más que excusas. La multinacional H&M es el segundo grupo textil más importante del mundo, después de Inditex, cosechando unos beneficios de 123 millones de euros durante 2020 (en plena pandemia). Además, no podemos olvidar que la plantilla de trabajadores ha sido diezmada por los procesos de ERTE acaecidos en los meses precedentes. Tampoco se nos escapa la contradicción que supone el cierre de unos establecimientos y al mismo tiempo abrir otros. Esto solo responde al objetivo de la empresa consistente en empeorar las condiciones, de por sí ya muy precarias, de los trabajadores y trabajadoras de H&M.

Por otro lado, los sindicatos CCOO y UGT han rechazado la transformación de este ERTE en ERE calificándolo de medida «injustificada y desproporcionada». También han denunciado la precarización del trabajo con la reducción de horas a trabajadores de otras 24 tiendas.

Esta medida unilateral y drástica (ERE) solo responde a la avaricia capitalista de obtener los máximos beneficios a costa de los trabajadores y trabajadoras que con su trabajo han generado la riqueza que los capitalistas se guardan en sus bolsillos. La reducción de sus expectativas de beneficios, causada por la pandemia y la crisis económica, es la excusa a la que se agarran los capitalistas y especuladores pero la realidad es que se aprovechan de la dura situación por la que atraviesa la clase trabajadora para aumentar aún más sus beneficios. Para ello, se han servido de los ERTE, implementados por el gobierno para paliar la difícil situación durante la pandemia. Por tanto, a los capitalistas de H&M solo les importa los beneficios, razón por la cual maltratan a sus trabajadores, precisamente quienes tanto le han dado a la empresa, trabajando en condiciones indignas y extremadamente duras. 

Es de justicia que los trabajadores y trabajadores exijan seguridad y que sus condiciones de trabajo no empeoren. Por esa razón, los trabajadores y trabajadoras deben organizarse de forma unitaria para luchar por sus intereses como asalariados frente a las agresiones de los capitalistas y accionistas de H&M. Solo así los trabajadores y trabajadoras hemos conquistado nuestros derechos laborales, sociales y políticos que ahora pretenden arrebatarnos. Por ejemplo, las trabajadoras de las tiendas H&M del País Vasco y Navarra ya iniciaron el lunes 3 de mayo una huelga indefinida. Ese es el camino que debemos recorrer.

Dada la negativa a ceder por parte de la empresa durante las negociaciones con los representantes sindicales de los trabajadores, entre las que destacan CCOO y UGT, éstos han convocado movilizaciones en paralelo al proceso de negociación, que finaliza el domingo 23 de mayo. Es por esa razón que el viernes 7 de mayo se ha convocado en Ciudad Real una concentración a las 18 horas a las puertas de la tienda de la calle Carlos Vázquez.

Desde el Comité local del PCE en Ciudad Real reiteramos nuestro apoyo a las acciones reivindicativas de lucha que realicen las trabajadoras de H&M y sus sindicatos de clase, así como también prestaremos toda la ayuda que podamos darles. 

Por último, los comunistas reivindicamos también que la única forma de hacer frente a la crisis capitalista es organizarse como clase trabajadora para luchar por la nacionalización de las grandes empresas y asegurar el empleo de calidad para todos los trabajadores, así como sus derechos laborales fundamentales, mediante la colaboración y gestión activa de las empresas por parte de los trabajadores y sus sindicatos obreros con el objetivo de realizar una distribución mucho más justa de la riqueza, poniéndola al servicio de todos los trabajadores y trabajadoras, que son quienes la generan con sus manos.

¡No al ERE de H&M! 

¡La lucha es el único camino! 

¡Por el derecho al trabajo y a una vida digna!