El PCE de Ciudad Real contra el ERE de Caixabank

Ciudad Real, 28 de mayo de 2021.
Desde el Comité Provincial del Partido Comunista en Ciudad Real queremos manifestar nuestra  repulsa al Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que pretende implementar la dirección de Caixabank a nivel estatal y que supondrá el despido de más de 8.000 trabajadores, al menos 72 de estos serán en nuestra provincia, un 22,1 por ciento de la plantilla según los datos facilitados por las centrales sindicales.
La entidad bancaria ha procedido al ERE después de culminar su fusión con Bankia, entidad que fue nacionalizada en 2012 por sus activos tóxicos, y posteriormente fue absorbida por Caixabank el 26 de marzo de este año. Debido a esta operación, Caixabank ha obtenido 4.786 millones extra de beneficios a poco más de un mes de cerrar dicha operación. Se cierra un ciclo por el cual el capital financiero va concentrando sus activos.
Sin embargo, ya hemos visto que ni estos beneficios astronómicos sirven para crear empleo, ni mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores y trabajadoras de ambas entidades, sino que se va a proceder a un despido masivo y una presión para renunciar a derechos económicos y laborales. Por su parte, Caixabank tiene con el Estado una deuda de 61.000 millones heredada del rescate de Bankia que ha reiterado que no pagará.
Desde el Partido Comunista en la provincia de Ciudad Real queremos manifestar nuestro rechazo al ERE y también dar todo nuestro apoyo a las trabajadoras y trabajadores de Bankia, así como a sus organizaciones sindicales que se están movilizando para poner fin a este abuso. No se puede tolerar que una empresa con beneficios multimillonarios pueda acogerse a un despido colectivo. Por eso es pertinente y urgente que se cumpla con el compromiso del acuerdo de gobierno y que se deroguen las reformas laborales de 2010 y 2012.
Por nuestra parte también señalamos que el sector bancario no puede estar en manos privadas, siendo necesario un control democrático ejercido desde el sector público. Por desgracia, este gobierno ha perdido la oportunidad de convertir a Bankia en una Banca Pública al servicio de la mayoría social, no obstante, los y las comunistas no cesamos en nuestro empeño de luchar por conseguir una banca enteramente pública y al servicio de la población trabajadora.