IU y el PCE señalan que hace 25 años que el PERI 9 permite crear aparcamientos e instalaciones deportivas en los terrenos de ADIF, sin quitar el tren

Bajo el lema “que no te engañen, queremos tren”, están repartiendo panfletos donde cuestionan que, para recibir mejoras de movilidad, haya que prescindir del tren convencional

Cartel de la campaña de IU y PCE a favor del ferrocarril convencional
Cartel de la campaña de IU y PCE a favor del ferrocarril convencional

Izquierda Unida y el Partido Comunista (PCE) están repartiendo un panfleto en la capital donde ponen sobre la mesa “las mentiras que están lanzando los enemigos del tren en Cuenca sobre los terrenos de ADIF y su aprovechamiento en caso de desaparecer el tren convencional”.

Estas formaciones políticas destacan la existencia de un planeamiento urbanístico en vigor, el PERI 9, aprobado en 1995. Esta herramienta urbanística contempla el aprovechamiento de casi 14 hectáreas de suelo, propiedad de ADIF en el centro de Cuenca, para la instalación de aparcamientos, zonas verdes, equipamientos y pistas deportivas. Incluso contempla la opción de hacer nuevas conexiones entre un lado y otro de la vía. Todo ello manteniendo la vía del ferrocarril, tal y como se puede comprobar en la ficha del PERI 9 que adjuntan en el panfleto.

IU y PCE acusan al PSOE de “intentar engañar a los vecinos y vecinas de Cuenca con falsas promesas y con una supuesta incompatibilidad del tren con el desarrollo de los terrenos y otras mejoras en la movilidad, como el Plan Astra, cuando vemos, con la ley en la mano, que no es así”. Por lo que les exigen que “dejen de mentir y de lastrar el futuro de Cuenca y se pongan a trabajar para conseguir inversiones que pongan a punto nuestras infraestructuras”.

En este sentido, las citadas formaciones políticas exigen una inversión en la línea desde Aranjuez a Camporrobles de 145 millones de euros. Una cantidad que toman del documento conocido como ‘Análisis del coste de acondicionamiento y mantenimiento del tramo Aranjuez-Camporrobles’, elaborado por ADIF en 2016. Y que permitiría que el tren circule por esta línea a velocidades de hasta 140Km/h., reduciendo tiempos de viaje, igual de barato que hasta ahora y transportando mercancías sin problemas con las curvas ni las pendientes.

En última instancia, IU y PCE se preguntan “por qué se plantea la clausura de la línea y el levantamiento de las vías como una condición sine qua non para implementar otras mejoras de movilidad y transporte en la provincia”. Para estas formaciones, el proyecto ideal de movilidad intermodal pasa por la conexión mediante autobuses de todos los pueblos de la Serranía y la Alcarria con las estaciones de tren más cercanas, bien convencional o bien de alta velocidad.

Ficha del PERI 9, planeamiento urbanístico en vigor, que afecta a los terrenos de ADIF en Cuenca